viernes, 4 de octubre de 2013

GUARDIANES E IMPULSORES DE TALENTOS



En el Estado español los agentes literarios se han ido concentrando en Madrid y Barcelona, donde abundan las editoriales, y en el caso del País Vasco fue Ikeder la que abrió la brecha -aún sin competencia-, con el fin de promover y perpetuar los talentos de la tierra. Tal y como han demostrado Bernardo Atxaga, Kirmen Uribe o Anjel Lertxundi. No en vano la familia Zugaza lleva décadas haciendo correr por sus venas litros de Cultura...




Texto: Cristina M. Sacristán
Fotos: C. M. Sacristán e Ikeder




Alejandro Zugaza, siempre entre libros, al ordenador, atento al teléfono... Es el perfecto guardián de los escritores vascos.



  Leopoldo Zugaza siempre parece inasequible al desaliento. Afirma leerlo todo, y a buen seguro su curiosidad irreductible le mantiene erguido y con el corazón joven, aun con el paso de los años... Fundó el Photomuseum de Zarautz (Gipuzkoa), fue de los principales artífices de la famosa Feria del Libro y el Disco Vasco (Durangoko Azoka), ha coordinado y dirigido numerosas exposiciones y eventos culturales, creó el Congreso Bibliográfico Vasco... Los bibliófilos, libreros de antiguo, fotógrafos, euskaltzales, etc. lo tienen casi de icono de la cultura en el País Vasco. Y no es para menos...

  De su estirpe se cuentan hijos muy prolíficos y activos en diferentes facetas culturales. Esta familia acostumbra a reinvertir su patrimonio en arte y libros. Ese es su leit motiv. Tras dirigir durante años el Bellas Artes de Bilbao, su hijo Miguel lleva más de una década al frente del Museo del Prado, la pinacoteca más valorada en el Estado español. Y en esta familia tan artística se crió Alejandro, un periodista y publicista, y buen fotógrafo, que asistía a algunos encuentros familiares con Bernardo Atxaga, en los que el famoso autor de Obabakoak contestaba demasiadas veces al teléfono. Los Zugaza le dijeron entonces "Bernardo, no puedes dedicar tanto tiempo al marketing, tú tienes que dedicarte a escribir". Y ahí surgió la idea de crear una agencia de autores, hasta entonces inexistente en Euskadi.



Atxaga (dcha.), el día en que sentó cátedra en la CUNY neoyorquina. Con el organizador y Phd, José del Valle.


  Y así se convirtió Álex Zugaza en el primer agente literario vasco, y el más joven del panorama español, dedicándose a trabajar en la sombra por y para los talentos de la cantera, con resultados muy exitosos. A él le gusta pasar desapercibido, pero en cambio es un gran dinamizador de proyectos y de autores: una cosa es escribir bien y otra, estar donde hay que estar, y de determinadas maneras. Saber canalizar toda esa valía. Bernardo Atxaga fue el primer objetivo de los Zugaza y, sin duda, entre las virtudes del de Asteasu y los desvelos de Alejandro, el gran novelista fue subiendo peldaños hasta dar cursos y conferencias en todo el mundo, y sentar cátedra nada menos que en el Graduate Center de la Quinta Avenida neoyorquina.

  Tras la época en que Ikeder empezó a atender a Atxaga, también pasaron por la agencia literaria Anjel Lertxundi, Asun Balzola, Mikel Valverde. Y es más recientemente cuando Alejandro y otros miembros de su equipo se han empezado a volcar en jóvenes promesas, muy polifacéticas, como Kirmen Uribe y Harkaitz Cano. Estos dos autores han vivido en diferentes países, se manejan bien por el mundo, están dispuestos a viajar, tienen buena sintonía con las nuevas tecnologías y una importante base poética. Estas virtudes serían objeto de interés para Alejandro Zugaza, quien ha apostado por ellos fuertemente, y los resultados se vienen viendo. Como ese Premio Nacional de Narrativa en 2009 para Uribe, por su Bilbao-New York-Bilbao.



Kirmen Uribe es un inquieto y explorador poeta y ahora laureado novelista.





  Sí es cierto que estos autores se distinguen por ser movidos, y prueba de ello es que Uribe suele acudir a festivales poéticos en países tan distantes como Colombia o Suiza, en los que declama en euskera y castellano, maridando a veces con músicos. Es frecuente que recite en Nueva York, una ciudad a la que le gusta ir, por inspiradora, y que ponga versos a la música de su amigo Mikel Urdangarin, por ejemplo. O que doble un vídeo sobre el agro vasco en el Museo de San Telmo, en Donostia... Kirmen es muy explorador, y ha sido traducido a una numerosos idiomas, entre ellos el lituano y el japonés.

  Alejandro está encantado con las luces y las sombras de su trabajo. Admirador de Carmen Balcells y uno de los pocos agentes masculinos en la Península, le encanta sentirse amigo de sus autores, mientras ellos hablan de él como de un "coach". Pero no se detiene en estas actividades, pues entre los proyectos familiares él se lía felizmente con la organización de exposiciones y otras actividades culturales, como la música, la danza o la pintura, así como la elaboración de folletos, trípticos y paneles para museos, organización de congresos... "Somos hombres-orquesta", afirma con satisfacción el polifacético agente.




Harkaitz Cano es otro de los autores que está propulsando Ikeder en los últimos años.




  Sobre la labor de Ikeder y los Zugaza podrán leer más en la página 17 de Pérgola, publicación mensual del Ayuntamiento bilbaíno, una joyita cultural a alimentar y no dejar decaer.




Para más información: reportajes culturales en El Tintero
Descubridores de Tesoros  (Pérgola, octubre 2013)
Web Ikeder  (en plena actualización)
Entrevista a Kirmen Uribe, tras recibir el Premio Nacional de Narrativa  (Deia, 2009)
Entrevista realizada a Bernardo Atxaga en Nueva York  (Deia, 2011)
Seguiremos informando sobre novedades editoriales en El Tintero

2 comentarios:

  1. Hola Cristina: Ikeder tambien lleva la gestión de las exposiciones de Arte qque, mensualmente se llevan a cabo en el ILUSTRE COLEGIO DE ABOGADOS DE BILBAO, en las cuales participñe yo en el año 2009 con obra excluisvamente pintada para tal evento. Un abrazo de Rafa Villa

    ResponderEliminar
  2. Hola, Rafa. Sí, ¡claro! Es una de las tareas recurrentes de Ikeder, pero en este post sólo he dado algunas pinceladas...
    Como Ikeder es tan prolífico, y tú también, no es de extrañar que hayáis coincidido en algún evento cultural. Dios os cría y luego os vais juntando... ;-)

    Otro abrazo para ti, y felices musas!

    ResponderEliminar