miércoles, 3 de junio de 2015

ADIÓS Y HASTA SIEMPRE AL HUMANISTA HUMANO

Hoy tendrá lugar la despedida de Xabier Sáenz de Gorbea, profesor de Bellas Artes, comisario, crítico de arte, escritor... sin parangón en sus conocimientos y trabajos sobre el Arte vasco, e internacional, de todos los tiempos. Pero quienes tuvimos la oportunidad de conocerlo de cerca le echaremos de menos, más allá de la inevitable admiración, sobre todo por su entusiasmo y solidaria humanidad



Texto: Cristina M. Sacristán
Fotos: Sonia Rueda, C. M. Sacristán, Detritus Aramburu y Roberto S. de Gorbea




Xabier Sáenz de Gorbea, bromeando junto al Cantábrico, años atrás.



  Se nos ha ido Xabier. Como una pluma, como el viento... como era su alma.

  Viví tiempos felices cuando los suplementos de fin de semana del diario Deia eran exuberantes, y los comandaba una extraordinaria periodista, María Jesús Gandariasbeitia. Completa, muy culta, resolutiva y contagiosamente vocacional. Cuando Marije no estaba al frente de esas revistas culturales y viajeras, yo tenía el placer de 'cocinar' sus páginas, en una estrecha y animada relación con los colaboradores. Andrés Portero aportaba la frescura que da ser un rockero irreductible, melómano empedernido; Santi Yániz pintaba paisajes con su cámara fotográfica y sus palabras; José Luis Iturrieta hacía virguerías con sus narraciones, perdiéndose por el Desfiladero de la Hermida o entre pastores vascos y sus rebaños; Zigor Aldama empezaba a adentrarse por un Oriente poco explorado aún y, entre otros, Xabier Sáenz de Gorbea y Edorta Kortadi realizaban sus elaboradas críticas de Arte.

  Xabier no conocía la pereza, y cogía su cámara y, junto con la también artista Sonia Rueda, se desplazaba hasta la Biennale, Arco y cuantas ferias de arte contemporáneo le parecieran relevantes para ampliar sus conocimientos. Pero Xabier, profesor de la Universidad del País Vasco, no era sólo un especialista en arte moderno, sino que además estudiaba otras épocas y autores fecundos, como hizo con los 'Guernica' que derivaron del mural de Picasso , Toja Landaluce o con Víctor Landeta abuelo (el nieto sigue con el campo base en Berlín), sobre el que escribió un libro.




J. Javier Landeta observa una de las pinturas de su padre, Víctor, en una exposición antológica. Xabier aportó la biografía del artista.



  La insaciable inquietud intelectual de Xabier le conducía a investigar constantemente. Y a publicar mucho, en prensa especializada y generalista, más sus intervenciones en radio y televisión, y sus exposiciones. Pero, más allá, su deseo de transmitir las alas del arte y su pasión por sacar brillo a l@s autores vascos le llevaban a mimar, uno a uno, a sus alumnos universitarios. Algunos han ido medrando en Euskadi, en Madrid o en Nueva York, París y Berlín, y él, como un padre de familia numerosa, se preocupaba por su salud profesional. "Hay que ayudar a estos artistas", me sugería, "porque valen, pero lo tienen difícil". Y, así, yo me ponía manos a la obra con mis reportajes de autores noveles, o no tan jóvenes, contagiada de la ilusión que, con todo cariño, expresaba Xabier.

  Cuando esperaba sus trabajos para publicar el fin de semana, recuerdo cómo a veces hacía magia con los tiempos. Entonces, me cogía el teléfono Sonia y, con paciencia, me decía que él en ocasiones se olvidaba del móvil y no había forma de localizarle. Finalmente, el sabio profesor cumplía, con creces, su cometido, analizando con un lenguaje denso pero agudo las obras de tantos y tantos creadores que han ido desfilando por museos y galerías.

  Y yo, como una esponja, tomaba nota y aprendía de sus inabarcables conocimientos...



Por Artium, con Enrique M. Goikoetxea de guía. Kike es uno de los discípulos y amigos de Xabier, su red humana en el mundo del arte.



  Lo maravilloso de Xabier era que siempre disponía de un minuto, una sonrisa y alguna palabra agradable ante los que teníamos los brazos abiertos a crecer y a divulgar la importancia del Arte y la Cultura. Y, como todos los grandes, su sencillez le hacía cercano y muy querido. Aunque mordaz en ocasiones, políticamente incorrecto otras, resultaba un ángel de la guarda del Arte vasco...

   Así que me apoyé en Xabier para escribir sobre los artistas vascos en Nueva York, los que están en Berlín y, de forma especial, en mi trabajo de investigación sobre la figura de Oteiza para la revista Euskal Herria. Le consulté sobre los comisarios de arte, tan ocultos en la sociedad española, y que Eduardo Hurtado había desenterrado un poco en un reportaje de La 2 de TVE. Así conocí, por ejemplo, a la interesante Haizea Barcenilla. También di con Amaia Atorrasagasti gracias a Xabier, que enfatizaba su difícil trabajo como arteterapeuta en Bilbao. Y de ahí fui conociendo a Detritus Aramburu, a Felipe Uribarri, Ignacio Sáez, Txema Agiriano... Y la red que había ido creciendo gracias a Belleza Infinita -Abigail Lazkoz, Román Padín, Ignacio Goitia...- siguió haciéndose más grande y nutritiva.



A. Atorrasagasti, fotografiada por Detritus en una casa okupa en Berlín, en los 80.



  En la exposición de Acebal Idigoras tomé algo con Enrique y Olga, responsables de programación y restauración en el sorprendente museo Artium de Gasteiz, y con la directora de Euskal Herria Museoa, Felicitas Lorenzo. El infatigable profesor nos había conectado, y con él como 'pegamento' cultural pasamos unas horas de charla. En realidad, Xabier ya andaba a vueltas con sus médicos, pero su pasión le mantenía luchador y activo. Como me dijo hace unos meses su ex alumno y maquetador de Deia Fernando Ibáñez, probablemente su enfermedad le habría vencido entonces de no ser por su energía y vocación irreductibles...

  Conté con las valoraciones de Xabier para una semblanza in memoriam de Ricardo Toja Landaluce. Y, por ejemplo, él me dio las primeras pautas para dar con Víctor Landeta en Berlín, después de haber participado en el mítico Tacheles. De su abuelo aportó la biografía, cuando su familia realizó una exposición en el Colegio de Abogados en 2014. Años atrás, en sus vacaciones recorría, con Sonia, el territorio vasco, para llevar finalmente a cabo una impagable guía sobre arte público. (Publiqué esto en la revista municipal Pérgola).



Fausto Grossi, en una performance frente a la Galería Windsor en la primera edición de Bilbao Art District.



  Qué suerte haber contado tanto con Xabier, privilegiado libro de cabecera sobre Arte en toda su extensión. Siempre dispuesto a ayudar a divulgar, y a apoyar a los artistas. Con ilusión y energía. "Un hombre inquieto y trabajador, y un amigo cariñoso e inteligente. Siempre ha ayudado de forma altruista, y sabía como nadie por qué un cuadro era bueno", valoraba, hace unos días, José Javier Landeta. Comisario, profesor, crítico, escritor... un humanista con mayúsculas.

  Me pilló desprevenida su declive definitivo. Quizás no tanto porque no sabía como porque no quería: me había hecho ilusiones cuando parecía que remontaba en 2014, y entonces Sonia se mostraba más tranquila. Con todo, él fue, como pudo, a votar el 24-M, y celebró su 64º cumpleaños en petit comité, cuatro días antes de dejarnos.

  Como una pluma, como el viento... con su mochila liviana de explorador eterno...




Exposición de 'los otros Guernicas' en el Museo Euskal Herria (Gernika).



   "Fue el iniciador de una manera de entender y vivir el arte desde el contexto, comenzando siempre sus clases con las noticias de la prensa, la clasificación de las etapas del Giro, los eventos en una bienal de arte o una interpretación sobre las vestimentas con las que aparecíamos en la clase. Insaciable indagaba en el trabajo de sus propios alumnos, que analizaba y glosaba con el mismo interés que le llevaba a viajar con su cámara a las ferias y certámenes de media Europa, o a salas de exposiciones en cualquier rincón de Euskal Herria", explica su hermano Roberto, con quien abrió la Galería Windsor en Bilbao y con el que emprendía o compartía muchos de sus proyectos. Hijos de un artista que les inoculó el amor por el arte per secula seculorum...

  "Poca gente ha mantenido un compromiso tan alto con el arte, con una mirada precisa, pero, sobre todo, honesta. Insobornable y crítico feroz con las zonas oscuras del sistema y a un tiempo fascinante, accesible y franco con aquellos que nos hemos acercado a compartir una opinión, un rato de charla con él y con Sonia, unas copas de vino...", recuerdan desde Windsor. Roberto, uña y carne, como si fueran gemelos, concluye:



"Xabier vivió por y para el arte vasco, fue su último amante,
y no tiene relevo generacional que siga su extensa estela"


  "Irreemplazable", corrobora el escultor Jesús Lizaso. Enrique Martínez Goikoetxea, de Artium, coincide en que Xabier era como un padre para tantos artistas que habían aprendido de él. Maestro que, recientemente, se embarcó, por ejemplo, en la creación de Bilbao Art District, junto con su hermano. Museos y galerías que sacaban el arte a la calle, en un panorama "complicado del arte en nuestra tierra", valora Roberto. Le dieron brillo al proyecto Esther Ferrer, Fausto Grossi, Ramón Quanta...

  "Dolidos en el alma" le despiden desde Edorta Kortadi, Miguel Zugaza, Esther Ferrer y Mikel Jauregi, hasta Haizea Barcenilla, Iker Serrano y Víctor Landeta jr.

  Aunque, alguien que cala tan hondamente no puede morir del todo...




Uno de los 'Gernika' que pintó Ortiz de Elgea para exponer en la localidad bombardeada, 75 años después de los ataques.


  Y hoy, la Facultad de Bellas Artes de la UPV le homenajeará en el Paraninfo de la Universidad en Abandoibarra. Sin oficios funerales ni artificios. Como él quería y como los que le queremos deseamos.

  Sin máscaras, sólo con el alma. Le veremos partir como una pluma, liviano, con su mochila de humanista curioso y explorador eterno...




"Me gusta responder a mis propias preguntas y a las que surgen en
el contexto cultural más próximo"
"La investigación es permanente pero también me interesa su divulgación social.
Que no se quede en un cajón y que llegue a todos los públicos"
Del email "segunda postdata", de Xabier, el 17 de octubre de 2013








Más información: Reportajes sobre los otros 'Guernica' (Deia y El Tintero, 2014)
Las esculturas de Bilbao y Bizkaia toman la calle (Pérgola, 2008)
Reportaje de investigación sobre Jorge Oteiza (Euskal Herria, 2011)
Bilbao Art District, una de las ideas de los Sáenz de Gorbea (Deia y El Tintero, 2014)
La difícil profesión de comisario de arte en España (Deia, 2011)
Más sobre el perfil, escritos, exposiciones e investigaciones de Xabier
Semblanza en la revista Pérgola, en mayo de 2017 (pág. 14)
Galería Windsor, la casa artística de los Sáenz de Gorbea

No hay comentarios:

Publicar un comentario